“Cómo Vivir con tu Familia sin Volverte Loco”

Un programa de video multimedia que le va ayudar a entender su pareja mejor y poder sobrepasar los retos relacionados en las situaciones diarias de hoy.

Nuestros programas son jocosos, divertidos y con mucha enseñanza para todas las parejas.Nuestro deseo y afán es establecer las doctrinas fundamentales de Cristo en las vidas de los matrimonios. Educar y fortalecer a la pareja en todos sus aspectos.  Dios creó el hombre y la mujer totalmente diferente. Como pareja podemos utilizar estas diferencias para complementar, fortalecer y servir el uno al otro. Nuestro compromiso es lograr  que el hombre ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

Lo siguiente es el “break-down” el contenido de los DVD’s en video de alta definición y animación.  Fueron creados en vivo y luego pasaron a nuestro estudio para poder editar y añadir los 4 episodios adicionales que ahora contiene.  Este proyecto fue creado para poder alcanzar, restaurar y edificar a las parejas que quieren tener éxito en su relación y poder alcanzar al próximo nivel de matrimonio.

Get Videos # 1- 4 for only

fade-leftfade-rightAnd Avail Videos 5 - 8 as A Bonus

Este programa en video compuesto de 8 DVD’s de alta definición es un programa para las parejas en donde pueden aprender y equiparse en su propia velocidad y también en la comodidad de su casa.  Aquí tienen la oportunidad de crecer en su relación y establecer un comunicación honesta y abierta entre ambos.   Ya es tiempo de compartir de cara a cara y de corazón a corazón en un ambiente tranquilo y saludable en donde pueden ir hacia atrás todas las veces que quieran y compartiendo este programa también con otros.  Estamos a sus órdenes y espero que lo disfruten.

Se pueden comunicar con nosotros através de nuestro sitio web en:

DejandoUnLegado.org  o también Strongfamilylegacy.com

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo, y la mujer respete a su marido.Efesios 5:33
Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella. Efesios 5:25